Puedes informarte a diario de nuevas oportunidades laborales y formativas en la provincia de Cádiz consultando nuestras páginas de FACEBOOK y TWITTER

domingo, 11 de junio de 2017

Publicaciones: Equipos de trabajo (RR HH)







Ya en las primeras etapas educativas se procura inculcar y fomentar entre los alumnos la capacidad de trabajo en equipo, destacando las ventajas y mayor facilidad de alcanzar metas de manera colectiva.

A nivel profesional se valora muy positivamente la capacidad de trabajar en equipo a la hora de elegir un candidato idóneo. En la práctica el conformar un buen equipo de trabajo en la empresa no es tarea fácil, en ocasiones provoca disfunciones que socavan la productividad de las organizaciones.


Algunos aspectos que son clave a la hora de que un equipo de trabajo sea productivo y eficiente pueden ser:

- Definir muy bien los distintos roles,  con un rol claro sabemos cuál es nuestra aportación al proyecto y saber que le corresponde a los demás.

- Objetivos comunes, saber comunicar la misión de la empresa y en que contribuye cada departamento para conseguirla.

- Involucrar a todos en la toma de decisiones y establecer una adecuada retroalimentación.

- Crear un sentimiento de pertenecía y tener responsabilidad compartida en los errores y saber celebrar y reconocer los éxitos en grupo.

- Comunicación, crear canales de comunicaciones eficientes y operativos donde todos los miembros puedan expresarse a la vez que obtienen retroalimentación. Además de procurar el entendimiento ente todos, incluso realizando rotación de tareas para conocer de primera mano las tareas de las distintas áreas. 

-        
No obstante y reiterando la importancia de los roles bien definidos, en todo equipo de trabajo existen determinados perfiles que por su personalidad o carisma acaban sobrepasando la frontera de la cooperación, invadiendo el terreno de otros compañeros, tomando decisiones por ellos y despreciando su trabajo y capacidades. Con ello se corre el riesgo, no solo de empeorar el correcto funcionamiento del equipo, también de perder las aportaciones y el talento de perfiles más introvertidos. (Os recomiendo “El poder de los introvertidos” de Susan Cain)

Lo podemos extrapolar a nivel colectivo, donde del total de las áreas o departamentos necesarios para el buen funcionamiento de la organización, algunas interfieren en el trabajo de otras por el hecho de no saber entender o valorar de manera directa su aportación a la misión de la organización.

Antes estas situaciones es necesario intervenir de manera inmediata, procurando dejar claro cuáles son las funciones de cada uno y sabiendo diferenciar de manera objetiva si se trata de una injerencia o de un exceso de celo de jurisdicción que en ocasiones frena la colaboración y el enriquecimiento de determinados procesos.



Las nuevas tecnologías nos abren infinitas posibilidades para trabajar en equipo potenciando sus virtudes, pero también quiero destacar que en ocasiones en necesario buscar momentos en los que de manera individual para mejorar y desarrollar nuestro propio potencial.